Miercoles, 18 de Octubre de 2017 (c)Proyecto ZonasCardio  ·  wwww.zonascardio.org  ·  info@zonascardio.org ·  944 308 166

Comprar Desfibrilador DEA - Formación RCP

Portada  |  Contacto  |  Comprar Desfibriladores
Muerte sbita en atletas jvenes
30/08/2008

En los Estados Unidos muere un individuo aproximadamente cada 35 segundos debido a complicaciones cardiovasculares. Este tipo de acontecimiento rara vez aparece en la portada de los diarios. Sin embargo, la muerte súbita de un atleta profesional se comenta en los principales medios de comunicación, tanto locales como nacionales. ¿Por qué el contraste?

Relacionamos la presencia de enfermedades cardiovasculares con la edad avanzada y percibimos a nuestros atletas como símbolos de salud e inmortalidad. La Sociedad Americana del Corazón promueve el ejercicio aeróbico diario como medida efectiva para mejorar nuestro perfil cardiovascular. ¿Quién puede entonces entender que un maratonista profesional caiga desplomado al suelo y muera súbitamente durante una de estas competencias? La muerte repentina de nuestros atletas, aunque sucede infrecuentemente, causa una gran impresión en la comunidad.

Aproximadamente un tercio de estas muertes se debe a una condición genética llamada cardiomiopatía hipertrófica. La misma se caracteriza por la presencia de un engrosamiento asimétrico en las paredes de la recamara principal del corazón, el ventrículo izquierdo. Este tipo de anomalía predispone al individuo a sufrir episodios de fibrilación ventricular, desorden letal del ritmo cardiaco. En un porcentaje significativo de los casos de cardiomiopatía hipertrófica la primera manifestación de la enfermedad es muerte súbita.

El diagnostico correcto se realiza, además de con un buen historial médico y un examen físico, mediante los resultados de un electrocardiograma (trazado del ritmo cardiaco) y un ecocardiograma (ultrasonido del corazón). El historial familiar es también de suma importancia, ya que la enfermedad tiene un componente genético. Aquellos individuos que son diagnosticados adecuadamente podrían beneficiarse de la implantación de un desfibrilador. Este aparato les podría salvar la vida en caso de que sufran un episodio de fibrilación ventricular. Es de suma importancia que los familiares (hermanos e hijos) de individuos (atletas o no) que han sido diagnosticados con cardiomiopatía hipertrófica se realicen un examen médico preventivo con el propósito de detectar o no si padecen también de la enfermedad.

Otras dos condiciones que se asocian a la incidencia de muerte súbita en atletas lo son las anomalías congénitas de las arterias coronarias y una enfermedad llamada ARVD (Arrhythmogenic Right Ventricular Dysplasia). En la primera, el problema congénito es uno anatómico, es decir, las arterias del corazón están organizadas de tal manera que no logran suplirle al músculo cardiaco la sangre y el oxigeno necesario durante un periodo de ejercicio moderado o severo. En el caso de ARVD, el músculo cardiaco de la recamara derecha del corazón es reemplazado por tejido graso y fibroso, causando que éste pierda su capacidad máxima de contracción. Ambas condiciones pueden manifestarse por primera vez mediante un episodio de muerte súbita. Una anomalía de las arterias coronarias podría causar dolor de pecho y desmayo, mientras que ARVD puede ocasionar síntomas de fallo cardiaco congestivo, palpitaciones y desmayo.

Existe una situación adicional que se asocia a la incidencia de muerte súbita en atletas que no depende de una condición pre-existente. Me refiero a lo que se conoce en ingles como “commotio cordis”, o muerte súbita cardiaca secundario a un golpe proporcionado en el pecho. Un jugador de baloncesto o de hockey, o inclusive un karateca, podría recibir un golpe en el centro del pecho, que si se proporciona en un momento específico del ciclo cardiaco, es capaz de ocasionar un episodio de fibrilación ventricular. Sólo la presencia de un desfibrilador portátil externo le podría salvar la vida a un individuo en esta situación.

Lo ideal para disminuir el número de atletas que mueren súbitamente debido a una condición cardiaca pre-existente es la implementación de programas comprensivos de prevención. Estos programas incluirían una evaluación médica completa y ciertos estudios que resulten ser claves para el diagnostico de dichas enfermedades. Un buen comienzo sería el hacerle un electrocardiograma de base a todo individuo que se dispone a participar competitivamente de algún deporte. Tomando en cuenta que en los Estados Unidos aproximadamente existen 8 millones de atletas jóvenes y la baja frecuencia de episodios de muerte súbita (0.5%), quizás el mayor obstáculo para la implementación de un plan preventivo sea la falta de costo efectividad.

Atleta o no, por favor, consulte con su doctor antes de comenzar una rutina de ejercicio moderado o severo.


 
© Proyecto ZonasCardio · www.zonascardio.org · info@zonascardio.org · Tlf: 944 308 166 • Los chopos 79, 48991-Getxo (Bizkaia)

Zonas Cardio por la cardioproteccion. Dotacion de desfibrilador y formación en soporte vital bsico y avanzado y desfibrilacion semiautomtica.